Del 7 al 20 de julio de 2019

EL PARQUE DE LAS EMOCIONES PROMOCIONARÁ HABILIDADES SOCIALES Y EMOCIONALES EN CAMPUS WOB

Daniel Goleman definió la inteligencia emocional como la capacidad para reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de automotivarnos, y de manejar de manera positiva nuestras emociones, sobre todo aquellas que tienen que ver con nuestras relaciones humanas. La inteligencia emocional es una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía o la agilidad mental, y que configuran rasgos de carácter, como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, indispensables para una buena y creativa adaptación social.

Este año, Campus WOB contará con un refuerzo de lujo, la directora de “El Parque de las Emociones”, Mayalen Marín.

Mayalen aportará a nuestra plantilla de monitores una formación previa al inicio del Campus en la que se les enseñará, entre otras cosas, una técnica de resolución de conflictos asertiva y que se aprende con movimientos, inventada por El Parque de las Emociones, que podrán usar para gestionar los posibles conflictos que pudieran surgir durante la semana de campamento y el resto de su vida.

El Parque de las Emociones será además un apoyo educativo tanto para monitores como para todos los participantes, proporcionando un espacio llamado de igual manera, “ El Parque de las Emociones”, que permanecerá abierto todos los días y que estará acondicionado con el objetivo de encontrar momentos de paz, aprendizaje y tranquilidad para todos aquellos que lo deseen. Un espacio para que los Wobers encuentren cuentos y libros, descubran información sobre el universo de las emociones, o simplemente aprendan a relajarse. También se programarán actividades para desarrollar la atención de su mente y aprender técnicas de gestión de emociones, a la par que potencian su creatividad, autonomía y reducen el estrés.

Si deseas conocer un poco más sobre EL PARQUE DE LAS EMOCIONES y a su maravillosa directora Mayalen Marín, no te pierdas esta pequeña entrevista que le hacemos.

ENTREVISTA

¡HOLA MAYA!

Te damos la bienvenida a la que será tu casa dentro de muy poquitos días. 

Queremos preguntarte cómo surge el PARQUE DE LAS EMOCIONES, qué te llevó a crear este bonito proyecto.

¡¡Muchísimas gracias!! Para mi es todo un placer poder participar este verano en Campus WOB, y estoy deseando comenzar ya ésta apasionante aventura.
Al acabar mis estudios de farmacia me fui a Francia a trabajar para el departamento de Marketing y Planificación Estratégica de un laboratorio farmacéutico. Tras 5 años en París, regresé a España, volviendo al ámbito sanitario en el que acumulo una experiencia profesional de 14 años.

En 2011 descubrí la importancia del desarrollo de habilidades sociales y emocionales, para vivir día a día, y desee haberlo aprendido en mi infancia. Ese deseo profundo, me llevó a liderar el proyecto de educación emocional infantil y juvenil, EL PARQUE DE LAS EMOCIONES en 2013. Desde el cual enseño a niños y jóvenes a entender mejor a ellos mismos y a los demás.

Creo en el alto potencial de las capacidades y sensibilidades de los niños y jóvenes, y además, me emociona la idea de enseñar habilidades sociales y emocionales a niños, a adolescentes y a sus educadores.

¿Cuáles son tus principales influencias a la hora de desarrollar tu propio método?

Mi principal influencia es mi manera de ver a las personas. Integro la sabiduría de cada método y el resultado son clases muy entretenidas.
Concretamente, me he formado en estrategias de excelencia educativa, programas psicológicos, Yoga para niños y conocimientos de inteligencia emocional en distintas escuelas y universidades. Además, nutro mis clases con técnicas de PNL Educativo, Mindfulness, Danza, Música, Aprendizaje cooperativo, Alfabetización Audiovisual y Estrategias de Aprendizaje y la teoría de las Inteligencias Múltiples.

 

¿Qué te llevó a querer colaborar con un campamento de verano como Campus WOB? 

Colaboro con el Campus WOB porque su fundador me pareció un hombre de gran talento y amor por lo que hace. Él me trasmitió que este proyecto es por y para los niños que acuden al campus cada año. Y en eso se parecen nuestros proyectos…  Para mi es una oportunidad preciosa para seguir enseñando, no sólo a los niños, sino también a los monitores que forman este grupo tan fantástico.

¿Nos puedes avanzar un poco en qué va a consistir tu labor durante la semana de campus? 

Mi propuesta durante esta semana es ser un apoyo educativo para monitores y proporcionar técnicas y herramientas para gestionar mejor cada día. Para los Wobers además hemos creado un espacio llamado “ El Parque de las Emociones” donde todos aquellos participantes que lo deseen podrán realizar actividades como: leer libros, cuentos, pintar, dormir una siesta, hacer yoga, trabajar la atención de su mente, o aprender técnicas de gestión de emociones, a la par que potencian su creatividad y autonomía.

¿Es posible educar a los niños y adolescentes en habilidades sociales y emocionales?

Sí, es posible, muy posible!!

De hecho, estas habilidades les ofrecen una base segura y tranquila, la cual les posibilita crear un entorno en el que sus cerebros funcionen al máximo rendimiento. Esta seguridad en sí mismos les permite aventurarse a explorar, para aprender algo nuevo y para alcanzar metas. Uno de las consecuencias de adquirir estas habilidades es que gestionan mejor las incógnitas y retos de cada día, es decir, su ansiedad. Al estar menos nerviosos pueden concentrar mejor su atención lo cual potencia su capacidad para lograr un entorno óptimo para el aprendizaje.

Si pudieras resumir muy brevemente lo que haces, sobre todo pensando en ese público al que la educación emocional no le resulta aún muy familiar, qué nos dirías.

Os diría sencillamente que divulgo una nueva forma de hacer llegar a los niños y a sus educadores la importancia de conocerse y quererse para ser la mejor versión de ellos mismos. Los resultados los ven enseguida. Para ello integro 3 grandes pilares de uno mismo en las clases: cuerpo, mente y corazón.

El objetivo final sería… 

Lo que queremos para los niños al final es: tener éxito en el cole y aprender habilidades para la vida, para ser felices y para conseguir nuestros sueños.

Querida Maya, terminamos diciéndote que nosotros ya estamos enormemente felices por tenerte de nuestro lado, y estamos seguros que esta nueva experiencia de EL PARQUE DE LAS EMOCIONES en el Campus es sólo el principio de todo lo bueno que está por venir.Te queremos dar las gracias y te deseamos lo mejor en esta edición de Campus WOB que está ya a punto de comenzar.

¡¡Gracias a vosotros!! Es un placer compartir dos semanas de sorpresas, diversión y aprendizajes. Estoy deseando conocerlos a todos. Además, no os lo he dicho, pero con 13 años fui una estrella del baloncesto en mi cole. Este verano será un gran reencuentro con este deporte.

Comparte esto